LA TITA ANA

De dónde viene latitaana
LA TITA ANA

Este proyecto surgió allá por el 2013, cuando mis hijos tenían 5 y 3 años. Me encantaba trabajar con ellos y a ellos les encantaba pasar un rato con su mamá “la re-creativa!” Empecé con manualidades y proyectos varios. Tengo que decir que soy diseñadora gráfica y creativa desde 2003, y esto ayuda muuucho!.

Al tiempo creé mi página en facebook para compartir con amigos y amigos de mis amigos los proyectos que preparaba. La verdad es que no funcionaba del todo mal.

Y llegó la Feria de Abril. Soy sevillana, y todo el jaleo de ir a la Feria con mis hijos, me causaba un poco de angustia… La gente, los caballos, esos colores tan llamativos que hacen que los niños pierdan el norte (el sur, el este y el oeste), el ruido de las casetas… e ideé unas pequeñas tarjetas identificativas en las que se podía leer “si me pierdo que me busquen” y en las que cada padre podía escribir el nombre de su hijo y un teléfono o nombre de su caseta para tener un punto de referencia. Tuvieron muy buena acogida entre mis amigos!

Y en 2014, dándole vueltas y más vueltas al tema, descubrí el mundo chapas, he hice un remake de esas tarjetas en este maravilloso formato.

La primera y principal idea era crear una chapa personalizada para ellos, con el nombre, dirección de la caseta o un número de teléfono para que en el caso de que se perdiera alguno de tener algún punto de referencia donde llevarlos/recogerlo. Todo esto aderezado con un poco de arte y frases como “si sigo así, mañana no vengo”, “si me pierdo que me encuentren” o “mi madre me ha puesto esta chapa por no escuchá a mi abuela”.

A raíz de este primer proyecto, surgieron otros modelos: comunión, bodas, cumpleaños, diarias…

Y aquí sigo, creando e inventando e intentado sacar una sonrisa a todo aquel que me quiera conocer.